Eat Clean / Comer Limpio

diciembre 12, 2015

Vivimos en un mundo en que estamos bombardeados de comida procesada, envasada, llena de colorantes, preservantes y aditivos. Nos hacen creer que los productos son sanos o “light”, cuando es realmente difícil creer que un yogurt que puede durar más de un mes en el refrigerador, sea natural y lleno de propiedades increíbles, cómo los venden en los medios. La publicidad todo los días nos tienta con productos nuevos, con harinas refinadas disfrazadas de “galletitas ultra saludables”, con endulzantes creados en laboratorios que nos hacen pasar por “naturales”, con cereales llenos de azúcar y transgénicos que son vendidos como “el desayuno ideal”, y así un montón de cosas. No podemos seguir intoxicándonos con cada invento del mercado, de la industria de los alimentos, que ya poco tienen de alimento. Tampoco debemos permitir que nuestros hijos adquieran esos hábitos y se envenenen con esas cosas desde tan chicos. Es por todo lo anterior que ha surgido esta frase, en inglés, que invita a comer limpio, “eat clean”. No se trata de seguir dietas, de contar calorías ni de comer poco. Se trata de comer lo que el cuerpo necesita, en los horarios en que los necesita y de acuerdo a su propio   gasto energético. Empecemos a incorporar todo aquello que la naturaleza nos entrega, a comer apegado a sus leyes, a su ritmo y a sus tiempos. Tenemos que dejarnos llevar por ella, gozar con cada fruto que nos regala, con el momento preciso en que nos da esos frutos, y aprovecharlos todos, en los distintos momentos del día, de la semana y del año. Comamos variado, con distintos colores, distintos sabores, hierbas, frutas, hortalizas, hojas diversas, y mezclemos para obtener cada día un plato nuevo, para dejarnos sorprender por lo que la naturaleza produce. No estoy diciendo que todos seamos vegetarianos, ni veganos, ni menos crudiveganos. Estoy invitando a comer comida de verdad. Huevos de campo, carnes de animales que han sido criados y alimentados en campos, con pasto (ojalá orgánico), animales que no han sido estresados ni apurados. De eso se trata esto de “eat clean”, de comer alimentos de verdad, de evitar los envasados, procesados, el azúcar blanca, los lácteos de mentira (aquellos que a estas alturas tienen muy poco de leche y mucho de aditivos que sus nombres apenas podemos pronunciar). Antes de que apareciera esta enorme industria alimenticia, el ser humano se valía de la naturaleza para nutrirse, cada temporada recurría a lo que en ese momento la tierra le ofrecía y hoy en día las cosas distan mucho de esa realidad… Comemos tomates en toda época, llenamos los carros en los supermercados con montones de productos que no sabemos de donde provienen y luego, eso llena nuestro cuerpo. Estamos creados para comer apegados a las leyes de la naturaleza… Hagan la prueba, los invito, se sentirán más enérgicos, mejorará su sistema inmunológico y digestivo, estarán más alerta y con la mente más despierta… Prueben, no se arrepentirán!!! Les dejo para esta época de verano una receta de jugo exquisito para comenzar el día: -       1 taza de sandía -       1 taza de frutillas -       1 taza de moras -       ½ taza de agua limpia Todo a la juguera y a disfrutarlo recién hecho, en familia!



Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.


Ver artículo completo

¿Por Qué Jugos Verdes (o de verduras)?

agosto 17, 2016 1 Comentario

Ver artículo completo →

Propiedades del Coco + Receta

agosto 09, 2016

Se dice que es una fruta tan nutritiva que tiene algunas sustancia que sólo encontramos también en la leche materna...

Ver artículo completo →

¿Qué hacer con la fibra de tu leche de almendras?

julio 15, 2016 1 Comentario

Es genial hacer leches vegetales en tu slow juicer, pero qué pasa con los restos de fibra que deja?? Los botas? o los aprovechas de otra forma?

Ver artículo completo →